Close

5 abril, 2017

Una correcta audición es la base para que un niño aprenda a hablar

AKUSTIKUM aparatos para sordera 01 800 8497 84 58

¿Conoce a un bebé con menos de un año? La siguiente información puede ser muy útil para los papás del pequeño.

Actualmente los avances en la medicina nos permiten aplicar estudios y conocer el estado de la audición de un recién nacido, tecnología que nos permite prevenir posibles trastornos en su niñez. Anteriormente era difícil saber con exactitud si un bebé podía escuchar normalmente, sin embargo hoy existe una prueba conocida como “otoemisiones acústicas” la cual nos permite diagnosticar correctamente la condición en la que se encuentra el aparato auditivo de un pequeño. Esta prueba aún no es muy común en el diagnóstico básico que debe aplicarse a un recién nacido, posiblemente por un rezago tecnológico en la región o por falta de cultura en cuidado auditivo. Esta prueba tampoco fue inventada como un lujo o un complemento para gente con altas posibilidades económicas, especialistas en el tema aseguran que una correcta audición es una de las bases para que los bebés desarrollen un correcto lenguaje, reproducir los sonidos es el principio de aprendizaje para un individuo que está desarrollando su capacidad he aquí la importancia que dan los médicos a la buena salud auditiva desde el nacimiento.

Cabe mencionar que existen ciertas señales de alarma a las cuales los padres deben prestar mucha atención por ejemplo las reacciones que el bebé tiene al escuchar un sonido, normalmente los pequeños están atentos a los ruidos y sonidos que están a su alrededor, un bebé promedio reacciona a una estimulación ajena de sonido, es decir, tratará de identificar de dónde proviene ya sea girando la cabeza o moviendo los ojos. Si un bebé no emite algún tipo de sonido o palabra después de haber cumplido el año se considera como una importante señal que debe ser atendida lo antes posible. También se recomienda tener en cuenta algunos factores como:

-Volumen moderado de los aparatos auditivos cercanos al bebé (televisores, radios etc).

-Proteger al niño en caso de no poder evitar las fuentes de ruido cercana a él (usar tapones especiales para bebés).

-No limpiar sus oídos introduciendo algún objeto como cotonetes o substancias químicas.

Si usted es madre/padre de algún recién nacido o conoce a una pareja que esté en proceso de tener a su bebé es recomendable que aplique o comparta esta información, nos encontramos en un punto en donde la cultura del cuidado auditivo está cobrando importancia en el área del embarazo y la pediatría lo cual significa un avance en el diagnóstico y prevención de problemas auditivos, en Akustikum nos enfocamos en ayudar a recuperar la audición de aquellos que no quieren dejar de disfrutar la vida y de los que apenas comienzan a vivirla.

Fuente: http://bit.ly/2oS6SAb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *