Close

4 diciembre, 2017

La pérdida auditiva aumenta el riesgo de padecer demencia

La pérdida auditiva aumenta el riesgo de padecer demencia

Poder percibir el mundo y disfrutarlo resulta todo un privilegio que nos otorgan nuestros sentidos. Particularmente, nuestros oídos nos permiten escuchar, percibir y reconocer infinidad de sonidos que posibilitan la comprensión e interacción con nuestro alrededor. Sin embargo, en muchas ocasiones, el tiempo juega en nuestra contra y la escucha se ve afectada disminuyendo de forma paulatina. Presbiacusia es el nombre que recibe la pérdida de audición por la edad. Evidentemente, al tratarse de un proceso propio de la naturaleza humana, ésta no puede curarse como si se tratara de una infección, pero sí puede resolverse en gran medida el efecto que la presbiacusia causa en las personas. En caso de no ser atendida a tiempo, la pérdida de audición puede dar pauta a otros problemas graves, como la demencia.

La relación entre la pérdida auditiva y la demencia.

De acuerdo a un estudio publicado en la Journal of the American Geriatrics Society, realizado por el Instituto de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad College London y el Instituto de Salud Mental de la Universidad de Nottingham, se ha llegado a la conclusión de que los adultos mayores que padecen pérdida auditiva provocada por el deterioro fisiológico del oído tienen un mayor riesgo de sufrir depresión, aislamiento social y demencia senil con relación a aquellos adultos de edad avanzada que escuchan de forma normal.

La pérdida auditiva puede propiciar que el paciente pierda la capacidad de reconocer, procesar y enfrentar los estímulos que le rodean, por lo que la pronta detección y tratamiento, así como la utilización de audífonos y aparatos para la sordera posibilitan la mejora en la calidad de vida de aquellos pacientes que sufren disminución auditiva, evitando obstáculos en la comunicación y favoreciendo a su integración social.

Al igual que la vejez, una de las principales causas de la pérdida auditiva es la exposición a ruidos fuertes, sea ésta continua o en ocasiones únicas. Existen diversos síntomas de la pérdida auditiva, y entre los más frecuentes se encuentra la dificultad para escuchar voces suaves o distinguir entre el habla y los ruidos de fondo. Lo más aconsejable es visitar frecuentemente a su médico especialista, quien podrá diagnosticar y tratar cualquier afección que se le presente. Es importante que tenga presente que los aparatos auditivos de Akustikum son la alternativa ideal para tratar la pérdida de audición, logrando que usted y sus seres queridos sigan disfrutando plenamente de la vida.

Fuente: http://quierooir.com/perdida-auditiva-aumenta-riesgo-padecer-demencia/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *