Close

4 diciembre, 2017

¿Qué es la Hipoacusia?

¿Qué es la Hipoacusia?

Es un déficit de la audición mejor conocido como sordera. Este déficit afecta al oído y provoca la disminución de la sensibilidad auditiva, presentándose en distintos grados.

Las causas más frecuentes de este padecimiento son la acumulación de cerumen en el conducto auditivo, la exposición a ruidos fuertes de forma excesiva, el envejecimiento, la presencia de infecciones en el oído, así como la intervención de otros factores tales como la ingesta de fármacos ototóxicos o trastornos congénitos.

La hipoacusia puede ser unilateral afectando a un solo oído, o bien bilateral afectando a ambos. De igual forma, la hipoacusia se clasifica de acuerdo con la localización de la lesión.

Tipos de hipoacusia.

· Hipoacusia conductiva o de transmisión: Afecta al oído externo o medio y suele producirse por enfermedades u obstrucciones. Frena el paso de las ondas sonoras al oído interno, deteriorando por lo general a todas las frecuencias de sonido de manera uniforme.

· Hipoacusia neurosensorial o de percepción: Daña al oído interno o al nervio auditivo. Es irreversible y regularmente afecta a unas frecuencias de sonido más que otras.

· Hipoacusia mixta: Causada debido a la existencia de pérdidas conductivas y neurosensoriales originadas por problemas tanto en el oído medio y externo como en el oído interno.

· Hipoacusia central: se produce cuando hay lesiones en los centros auditivos del cerebro.

La audición puede evaluarse a través de diversas pruebas auditivas que permiten valorar el grado de sordera. La intensidad de la hipoacusia puede se mide generalmente en decibelios (dB), unidad utilizada para medir la intensidad del sonido tomando como referencia el menor nivel de presión sonora que el oído humano promedio puede detectar. De acuerdo con la intensidad en la pérdida de la capacidad auditiva, la hipoacusia puede distinguirse de la siguiente manera:

· Moderada: representa la pérdida de entre 20 y 40 dB y dificulta el entendimiento en ambientes ruidosos.

· Media: corresponde a la pérdida de entre 40 y 60 dB dificultando el entendimiento de conversaciones normales.

· Severa: figura una pérdida de entre 60 y 80 dB resultando necesaria la utilización de audífonos para entender.

· Profunda: en este caso, la pérdida responde a 90 dB en adelante, propiciando que solamente sea posible escuchar ruidos ambientales muy fuertes.

Es de suma importancia que en cuanto detecte síntomas de hipoacusia asista con su médico especialista para poder obtener un diagnóstico y conocer las alternativas para su tratamiento. Con propósito de contrarrestar los síntomas de la hipoacusia, Akustikum ofrece aparatos que mejoran la comunicación de los pacientes y favorecen su calidad de vida.

Fuente: http://www.enmanosdelosmejores.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *